Inicio Bebés Qué hacer y cómo calmar a un bebe que llora mucho

Qué hacer y cómo calmar a un bebe que llora mucho

¿Por qué mi bebé siempre está llorando? ¿Cómo entender e interpretar el llanto de un recién nacido?

El llanto del recién nacido es una fuente de comunicación para él ya que es el único sonido que puede producir para expresar hambre, sed, dolor, angustia, desesperación. Estar con él, mantenerlo durante mucho tiempo durante el día, observarlo, ayuda al padre a interpretar este llanto , respondiendo de la manera correcta a su necesidad.

El llanto de un recién nacido, a diferencia del de un niño mayor, se realiza de tal forma que el padre debe responder necesariamente con una conducta. Entonces, el padre siente la necesidad extrema de abrazar a su bebé, sujetarlo al pecho o balancearlo en sus brazos, pero esto no siempre le impide llorar .

El cansancio de los padres, la incomprensión, el nerviosismo, el agotamiento pueden llevar a los padres a dejar llorar al niño siguiendo los consejos “no siempre lo levantes o se mima”, “El llanto hace respirar los pulmones”, “las lágrimas embellecen los ojos”. Seguramente no responder al llanto de un bebé, 3, 4, 5, 6 veces, lo lleva a llorar menos pero simplemente porque está resignado.

Un niño que se deja llorar gasta energías muy importantes para crecer, tendrá dificultades con las relaciones de confianza tanto de niño como de adulto.

Por tanto, es importante intentar interpretar el llanto y darle una solución o al menos una contención .

¿POR QUÉ LLORA UN BEBÉ?

1. UN PARTO DIFÍCIL, UNA CESÁREA, EL USO DE ANESTESIA EPIDURAL U OTROS MEDICAMENTOS DURANTE EL PARTO.

Todo ello puede provocar llantos inconsolables , nerviosismo y dificultad para relajarse, desde los primeros días hasta algunas semanas después del parto. Haga que el bebé vuelva a estar tan seguro como estaba dentro de usted y luego cree una situación similar:
– Contención del útero con los brazos, una banda o muselina
– Calor . Al abrazarlo, hacerle piel piel o dormir con él vas a ayudarlo en la disipación del calor actuando como termorreguladores.
– Movimiento . Meciéndose. Puede construir una hamaca con el cabestrillo para llevar y tomar siestas allí.
-Utiliza el masaje para tranquilizarlo o tomar un baño caliente juntos.

2. HAMBRE

Un recién nacido nos muestra incluso antes de llorar con señales de que tiene hambre . Estas señales que van girando la cabeza de lado a lado y chupando las manos o la propia lengua , no pueden ser percibidas ni comprendidas por los padres y por tanto llegamos a la última señal que es el llanto. Además, un bebé que toma leche materna tendrá alimentaciones más frecuentes que un bebé que toma la artificial, por lo que habrá más ocasiones posibles para llorar.. Esto significa que no se puede realizar la lactancia materna oportuna, pero el bebé debe estar satisfecho cuando lo desee a través de la lactancia materna a demanda. La leche materna cambia de composición a lo largo del día por lo que es imposible determinar cuánto tiempo se tarda en digerirla y cuándo necesitará el pecho.

Debemos darle competencia al recién nacido porque solo dejándolo dictar los tiempos, este último puede entender cuándo tiene la barriga llena o no.

3. LIBERA LAS TENSIONES Y ESTÍMULOS ACUMULADOS DURANTE EL DÍA

Cada niño elige un momento del día para estar inquieto y llorar . Debemos respetar este grito, contenerlo y consolarlo.
Tienes que decirle al bebé que estás ahí cuando llora. Intenta organizar el día para que el bebé no se estrese, que sea capaz de descargar los estímulos acumulados, por ejemplo llevándolo en un cabestrillo cuando lo veas con la mirada fija . Es una forma que tienen muchos bebés de anular los estímulos que están recibiendo ellos mismos e intentar conciliar el sueño para no sobrecargarse. Cuantos más estímulos recibe el niño, más despertares nocturnos o dificultad para relajarse porque necesita procesarlos todos.

4. DURANTE LOS PERÍODOS DE CRECIMIENTO ACELERADO, CUANDO LAS TOMAS SE JUNTAN DURANTE UNOS DÍAS

Estas etapas suelen llegar alrededor de las dos semanas, seis semanas y alrededor de los tres o cuatro meses del bebé . Es bueno amamantar a demanda porque esto satisface completamente las necesidades de hambre del bebé. Además, cuanto más estimula el bebé el pecho con la succión, más aumenta la producción de leche.
Durante un período de crecimiento acelerado, no debe administrar suplementos artificiales o pensar que su leche no es adecuada. Simplemente adjúntelo cuando lo desee.

5. CÓLICO

El clásico dolor de estómago que tienen todos los pequeños puede deberse a muchas cosas como el aire que tragan cuando lloran, duermen o tienen un ataque incorrecto . Puede deberse a una difícil digestión o manejo del flujo de leche que en este caso llega con fuerza a los tejidos y puede irritarlos.
Sin embargo, deje que el bebé busque el pecho y lo adhiera porque la succión también es un placebo para ellos. Una cosa muy dulce que pueden hacer es preparar un buen baño y hacerlo juntos. El agua caliente y el contacto contigo actuarán como un anestésico natural.
El llanto cólico es muy característico porque se interrumpe, al igual que los picos de dolor. Los movimientos son desarticulados, las niñas son llevadas al pecho y los brazos se sacuden no tanto por el dolor sino por el simple hecho de que el recién nacido sin contención está perdido y cuanto más sacude con sus extremidades más aumenta el llanto.

Mi consejo en caso de cólicos es abrazarlo o ponerlo en una banda y ayudarlo en este momento de crisis con una almohadilla tibia para ponerlo boca abajo, sujetarlo al pecho o hacer cualquier cosa que sepamos para ayudarlo a relajarse. Es importante no masajear el vientre del bebé durante los cólicos . Los masajes deben realizarse con fines preventivos entre cambios de pañal.

6. MIEDO Y NECESIDAD DE CONTACTO FÍSICO

Son los llamados niños de alta necesidad que necesitan un contacto físico continuo para estar en paz. Satisfaga su necesidad y sostenlo en sus brazos, tal vez usando un cabestrillo. También es útil utilizar una muselina para envolver al bebé mientras duerme y para contener el reflejo de Moro . Los brazos deben mantenerse a los lados para evitar movimientos desordenados. Una excelente solución es también poner al niño en una hamaca, ya que muchos niños adoran el movimiento lateral.
El llanto que cesa cuando se levanta al bebé no es un vicio . Es un simple deseo de estar con los padres. Satisfacer esta necesidad le ayuda a establecer una relación segura contigo.

 

¿POR QUÉ ES NECESARIO RESPONDER AL LLANTO DE UN BEBÉ?

1. Si se ignora el llanto, el niño piensa que sus emociones no son aceptadas.

2. El llanto es su forma de comunicarse desde recién nacido hasta que llega la sonrisa y la palabra. Tienes que darle tiempo para que aprenda. No es justo responder a una sonrisa y no a un llanto.

3.  Responder solo a sonreír y no llorar transmitirá el mensaje de que las emociones como la ira y la tristeza no son buenas emociones y deben ser reprimidas.

4. Ignorar el llanto de un bebé es como ser ignorado cuando estamos enojados. Esto trae mucha frustración. Necesitan nuestra compasión y atención.

5. Ignorar el llanto le enseña al niño a no considerar personas indefensas .

6. Un niño ignorado es un niño que aprende de sus padres que este tipo de comportamiento es natural.

3 Consejos para mantener la calma

1. Conócete para entenderte

Aunque el del recién nacido es más aceptado que el de los niños mayores, inmediatamente etiquetado como “llorones”, todavía hoy el llanto es considerado negativo por nuestra sociedad . La tentación de apaciguarlo lo antes posible es muy fuerte y muchas veces, incluso antes de comprender por qué llora el bebé, se acaba “taponando” la boca con un chupete o con el pecho. En cambio, no debemos aceptar la idea de que lleva algún tiempo conocerse y comprenderse. Y esto no significa dejar llorar al bebé, sino levantarlo para observarlo y tratar de averiguar qué le pasa.

2. Responde siempre, incluso si es exigente

Se estima que, alrededor de las 6 semanas de edad , un bebé llora una media de 2 horas diarias , incluso 4 en algunos casos. A partir de los 3 meses, el llanto se reduce progresivamente hasta convertirse en una de las muchas herramientas de comunicación. Pero cada niño es diferente al otro y ciertamente hay quienes lloran más y quienes menos. Pero incluso si tienes un hijo muy exigente, no tengas miedo de malcriarlo demasiado.. El llanto siempre requiere una respuesta, una presencia. En los primeros tres meses, el bebé llora solo para escuchar voces a su alrededor o para que lo levanten. Ignorarlo, para no acostumbrarnos “mal” a él, es contraproducente. Porque es cierto que a la larga el pequeño se desanima y acaba tranquilizándose solo. Pero con el riesgo, sin embargo, de convertirse en un niño poco comunicativo y un adulto inseguro.

3. Soporta los gritos, si no hay nada más que hacer

El siguiente paso es admitir que a veces no puedes evitar estar allí , incluso si eso puede poner a prueba tu resistencia. En esas ocasiones, ay de ponerme nervioso: apenas unos días, los recién nacidos tienen antenas muy sensibles e inmediatamente notan si hay tensión a su alrededor y esto ciertamente no los calma. Para no alarmarse, es importante saber que los lamentos intensos y prolongados no son un indicio de enfermedad.. El llanto llamado “inconsolable”, como en el caso de la otitis, es característico de los niños mayores. Sin embargo, en los primeros tres meses, si el pequeño está enfermo, en realidad solo se queja. Los gritos son más bien débiles, quejumbrosos. Y además de estos hay signos mucho más específicos y evidentes, por ejemplo el hecho de que el pequeño duerma demasiado o se mueva menos de lo habitual.

4 tipos de llanto para descifrar

¿Tendrá hambre?

Cómo reconocerlo . Es el más fácil de entender y mamá pronto aprende a reconocerlo. El llanto de hambre está motivado por una necesidad vital, por lo que es sostenido, fuerte e intenso. Puede comenzar débil o repentinamente, pero pronto el pequeño grita a todo pulmón. A menudo mantiene los ojos cerrados y no tiene lágrimas. Las manitas se aprietan en un puño hacia el pecho, los brazos se abren de par en par y luego se vuelven a cerrar. Cómo calmarlo. No sea demasiado estricto con los horarios de alimentación. Y ofrécele tus pechos aunque solo haya comido durante dos horas. Si realmente llora de hambre, se calmará de inmediato. A menos que algún obstáculo, como una nariz cerrada o un pezón caído, le impida succionar: entonces gritará más y más. La única solución es mantener la calma y tratar de eliminar el impedimento.

¿Tendrá sueño?

Cómo reconocerlo . De nuevo, es bastante característico. Al principio es más un gemido que un llanto, el bebé es aburrido e inquieto, gimiendo y retorciéndose en busca de una posición cómoda. Cómo calmarlo. Una vez que la necesidad de dormir se manifiesta llorando, algunos bebés “colapsan” tan pronto como se acuestan en la cuna. Otros, en cambio, se duermen más fácilmente en sus brazos, especialmente si esto se convierte en un hábito, solo para empezar a llorar de nuevo tan pronto como se separan del calor de la madre. Para todos, son eficaces las canciones de cuna, que “contienen” al bebé con la voz, y la cuna, que reproduce el balanceo en el vientre materno. Para los más turbulentos, la clásica salida en cochecito o coche también funciona: ¡el movimiento, especialmente en terrenos ligeramente accidentados, es una potente ayuda para dormir para los más pequeños!

¿Tendrá dolor de estómago?

Cómo reconocerlo . El grito de dolor agudo se reconoce porque es un grito fuerte y repentino. Un ejemplo de esto es el de la inyección de vacunación. Por lo general, desaparece de inmediato o se convierte en un llanto más suave, ¡casi como si el bebé estuviera sorprendido! Sin embargo, en el caso del cólico, que no ocurre antes de la tercera semana de vida y desaparece al tercer mes, el bebé rompe a llorar, se enrojece y flexiona las piernas sobre la barriga. Solo ocurre por la noche y el lamento se repite regularmente. Cómo calmarlo. Si el llanto es causado por un dolor pasajero (por ejemplo un rasguño), simplemente levante al bebé, acarícielo y tranquilícelo con su voz. Si, por el contrario, es provocado por los calambres del cólico, no hay mucho que hacer más que estar con él y aprender a soportar su llanto. Para calmarlo, puede intentar sostenerlo boca abajo, presionando el abdomen con una mano. O puede acostarlo boca abajo sobre sus rodillas y masajear su espalda baja.

¿Estará nervioso?

Cómo reconocerlo . Se parece al llanto del sueño: el niño está inquieto, “irritable”, agitado, se frota la cabeza contra la almohada, no encuentra la paz. Llora de manera intermitente, tal vez se detiene y luego comienza de nuevo. Generalmente, se reconoce por exclusión. Si el bebé no puede conciliar el sueño no se debe a un cansancio real, sino a la tensión probablemente acumulada durante el día. Y llorar es su única forma de deshacerse de él. Cómo calmarlo. Al igual que con los cólicos, este es también uno de los casos en los que hay muy poco que hacer salvo “estar ahí”. A veces, es suficiente dejar que el bebé llore durante 5/10 minutos para verlo y luego calmarse de repente. Esto significaba que solo necesitaba desahogarse. Si el niño ha estado con su madre todo el día, para tener un momento de respiro puede ser útil turnarse con su padre. Primero, sin embargo, es mejor excluir todos los elementos que podrían causarle molestias. El frío o el calor, así como un pañal sucio o mal usado , pueden provocar un llanto intermitente similar a este, aunque menos intenso.

Un lenguaje secreto

En los primeros cinco minutos de vida, el llanto es una de las señales que se tiene en cuenta para calcular el índice de Apgar, la puntuación atribuida a los signos vitales del bebé. Si el bebé llora, significa que respira bien y tiene reflejos rápidos. Al principio es un grito más que un llanto real, pero pronto te das cuenta de que los llantos del bebé no son siempre los mismos. Y que junto a estos, el pequeño también utiliza otros medios para comunicarse: la mirada intensa y profunda propia de las primeras horas, las muecas, los movimientos, las posturas. Todas las señales que sirven para despertar, en quienes lo cuidan, esa ternura necesaria para estimular la sensación de protección. Una especie de lenguaje secreto, en definitiva, en el que el llanto juega un papel protagonista. Al menos durante los primeros tres meses, el recién nacido no tiene muchas otras posibilidades para hacerse entender. Y todo radica en la capacidad de escuchar de mamá y papá.

CONCLUSIONES

No existe una fórmula o receta mágica para dejar de llorar o interpretar lo que significa ese llanto. La única receta real es pasar tiempo con nuestro hijo y conocerlo y hacérnoslo saber.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Must Read

Cuando aguantan y mantienen la cabeza erguida los bebes

El control de la cabeza por parte del recién nacido se estabiliza al sexto mes de vida del bebé. Durante el primer mes y durante...

Qué hacer y cómo calmar a un bebe que llora mucho

¿Por qué mi bebé siempre está llorando? ¿Cómo entender e interpretar el llanto de un recién nacido? El llanto del recién nacido es una fuente de comunicación...

Calcula cuando nacerá tu bebé desde tu último periodo

Fecha estimada de parto Fecha estimada de parto: ¿cómo calcularla? Quiero decir, ¿cuándo nacerá tu bebé? Ésta es una pregunta que se hacen todas las mujeres que...

Mi hijo tiene 13 meses y todavía no camina. ¿Tengo que preocuparme?

Hola, mi hijo tiene 13 meses y todavía no camina. No hubo complicaciones durante el parto, no surgieron anomalías de crecimiento en las visitas de seguimiento con el pediatra, pero mi bebé sigue sentado y no camina. ¿Tengo que preocuparme y qué puedo hacer para ayudarlo? Buenos días. Excluyendo patologías graves, que habrían sido identificadas al nacer [...]

¿Cuándo se puede bañar a un bebe y cuándo hacerlo?

La hora del baño puede ser un momento muy relajante para el pequeño. Pero, ¿cómo se debe hacer? ¿Qué temperatura debe tener el agua? Cual es el momento adecuado? Los recién nacidos no necesitan ser bañados diariamente por motivos de higiene, sin embargo un baño diario es un momento muy agradable para el bebé, ya [...]